Now Reading
Sonos: a prueba
1

Sonos: a prueba

by Armando Reygadas4 Diciembre, 2012

El equipo de música obligatorio

Nos prestaron el sistema de Audio de Sonos, un sistema que resalta por ser inalámbrico y estar conformado por equipos que muy pueden funcionar de manera independiente o en conjunto; aunque ya hablamos del tema aquí, la forma en que funciona es realmente grata y bien vale la pena hacer el esfuerzo por adquirir un equipo que, además de que se puede “crecer”, funciona de forma magistralmente sencilla.

Así nos fue cuando lo instalamos

Lo primero que sorprende del equipo es lo exageradamente sencillo que es instalarlo.

Para el caso que nos atañe, nos fueron entregados un Bridge y dos Play 3: tan sólo se conectó el Bridge a Internet y los otros dos a la corriente. De la misma forma, para comenzar a usarlos se bajó el software de Sonos, de su sitio especial, y desde ahí se corrió la detección de los equipos; bastó con oprimir un par de botones para así dejarlas listas para utilizarse.

Desde el software, de la misma manera, tan sólo hay que incluir las bibliotecas o comenzar a explorar las estaciones de radio en Internet. Desde aquí el control es sumamente intuitivo y es muy sencillo programar los equipos para que suenen ya sea de forma independiente o sincronizada.

Aunque muchos fabricantes de los más diversos equipos presumen de una sencilla instalación, la verdad es que son pocos los que lo cumplen y puedo decir sin miedo a ser rebatido, que los de Sonos lo cumplen ampliamente. Para la instalación no se requiere de tener altos conocimientos tecnológicos y prácticamente cualquiera lo puede hacer de manera sencilla y en pocos minutos.

~0~

En lo que se refiere a su función final, la de reproducir música, pudimos probar dos formas.

Por una parte la utilización del software desde una PC y por la otra desde un telfono basado en Android.

La utilización de una computadora (ya sea PC o Mac) es prácticamente obligatoria si lo que queremos es escuchar un acerbo musical propio; ya se a nuestra audioteca de iTunes o una serie de archivos dentro del disco duro, lo único que hay que hacer es “decirle” a Sonos donde están y desde su interfaz es posible programar y manejar la música.

Una vez que esta está funcionando podemos “pasar” el control al dispositivo móvil (que puede ser cualquier Smartphone basado en Android así como un iPad o iPhone).

Sin importar lo que hayamos programado desde el equipo fijo, a través del móvil podemos cambiarlo, modificarlo o apagarlo; es decir, ya nos podemos olvidar de regresar a la compu y utilizar ese equipo que normalmente traemos en la bolsa.

De la misma forma que el software para la PC, el “bajado” de la app, ya sea Android u Apple, es sencillo y se instala en un momento; tan sólo tenemos que “conectarlos” vía WiFi en un proceso que también es sumamente fácil.

Una vez teniendo los controles perfectamente programados lo único que hay que hacer es disfrutar de la música con la que contamos o de pleno ponerse a explorar las miles de opciones que ofrece Internet en cuanto a radio mundial. De la misma forma también sólo basta conectar nuestro equipo Sonos algún tipo de servicio de música para darle todavía más opciones; en el caso de esta marca, ellos están casados con Deezer por lo que ofrecen hasta un mes de prueba, cosa que ya estamos haciendo y de la que muy pronto les reseñaremos.

 

About The Author
Armando Reygadas
Escritor, aficionado a la tecnología y a los gadgets; colaborador de varios sitios de Internet y director de contenidos de Basico.mx

Deja un comentario