Gadgets y laptops
Now Reading
A prueba la Olympus E-420
0

A prueba la Olympus E-420

by Armando Reygadas21 Mayo, 2009

olympus_e-421

Aunque esta cámara no está destinada, de manera primordial, al público final podemos decir que es un equipo muy sencillo de usar y que tiene características que superan, por mucho a las cámaras más automatizadas.

La E-420 es un equipo que para empezar es D-SLR, es decir, tiene las mismas capacidades ópticas que cámaras mucho más caras además que nos permite jugar con todas las características de una cámara profesional: velocidad, apertura, etcétera, pero a la vez es perfectamente automatizable.

Una de las razones para usar una cámara de estas características es para tener a la mano algunas funciones más profesionales.

olympus-e420-2

Un ejemplo de esto sería el Disco de Control de la E-420: supongamos que se quiere realizar una fotografía a muy alta velocidad para captar un objeto en movimiento. En vez de estar supeditados a tablas y cálculos tan solo hay que colocar el Disco de Modo en S y con el Disco de Control seleccionar la velocidad de obturación. La cámara realizará sola el cálculo de apertura según las condiciones de luz.

Otra cosa que nos impresionó es la velocidad de disparo, bastante superior al de cualquier cámara estándar y que permite sacar series completas de objetos en movimiento. La E-420 es ligera y de muy buen tamaño, cabe en todas partes.

Cuenta con unos muy generosos 10 megapixeles, batería recargable de muy larga duración, entrada para tarjeta XD y CF así como una para cable USB. Su visor LSD tiene capacidad para ver de manera previa la fotografía de esa manera nos ayuda con la composición.

Creemos que esta cámara puede ser ideal para aquellos que quieren superar la etapa de la cámara “para usuario normal” y tienen interés de buscar explorar nuevas formas de hacer fotografía.

olympus-e-420-3

About The Author
Armando Reygadas
Escritor, aficionado a la tecnología y a los gadgets; colaborador de varios sitios de Internet y director de contenidos de Basico.mx

Deja un comentario